Natra celebra 70 años de historia

Lunes, 01 Abril 2013.

Natra celebra 70 años de historia

Los inicios de  la compañía se remontan a 1943, cuando tres químicos valencianos pusieron los cimientos de la que llegaría a ser durante muchos años la única compañía del mundo que aprovechaba el cacao en toda su integridad.

Natra, multinacional cotizada de origen español, referente en la elaboración de productos de chocolate y derivados del cacao, con un enfoque especializado hacia la marca de distribución y otras compañías de alimentación, conmemora este año su 70 aniversario en la industria del cacao. 

Los inicios de Natra se remontan a 1943, cuando tres químicos valencianos pusieron los cimientos, en la ciudad de Valencia, de la que llegaría a ser durante muchos años la única compañía del mundo que aprovechaba el cacao en toda su integridad, puesto que de él obtenía teobromina, cafeína, pasta de cacao, manteca de cacao, cacao en polvo y abonos orgánicos, sirviendo a sectores tan dispares entre sí como el farmacéutico, el de bebidas refrescantes, la cosmética, la chocolatería, la confitería y la agricultura. 

Natra fue fundada como A. Benlloch - Laboratorios Natra, cuyo objeto era la extracción y purificación de teobromina, un alcaloide natural exclusivo del cacao muy valorado en la industria farmacéutica. La cascarilla de cacao se adquiría en Guinea Ecuatorial, entonces provincia española, lo que llevó a los fundadores a establecerse allí en 1950. Fue ese contacto con el mundo del cacao lo que les llevó a extender su actividad al campo de la alimentación, aprovechando para ello el grano entero en vez de sólo la cascarilla.

Fue también en 1950 cuando la empresa se trasladó a una nueva planta que había construido en Mislata (Valencia), donde siguió desarrollándose con éxito en la industria de los extractos naturales y, muy especialmente, en la producción de cafeína, alcaloide muy relacionado con la teobromina, así como en todos los derivados del cacao para la alimentación. 

En 1978 Natra inicia su andadura en bolsa, en el mercado de valores de Valencia primero y en el de Madrid en 1991, siendo una de las escasas empresas de alimentación y farmacia presentes en la bolsa española. 

En la primera década del nuevo siglo Natra acometerá la escisión de su actividad de ingredientes –con la constitución de su filial Natraceutical-; la diversificación hacia la elaboración de productos de chocolate y la adquisición de cuatro fábricas en Europa, que le permitieron conformar una completa oferta de producto que actualmente incluye coberturas de chocolate, barritas de chocolate y de cereales, bombones y trufas belgas, tabletas de chocolate y cremas untables. 

Pero probablemente una de las decisiones estratégicas más relevantes para Natra en el último decenio lo marcó la especialización de la compañía hacia la marca de distribución (marca blanca), que ha convertido a Natra en uno de los proveedores de referencia entre los mayores distribuidores mundiales

La compañía mantiene actualmente relaciones comerciales en sesenta países en los cinco continentes, a los que Natra aporta uno de los catálogos de producto más extenso de Europa, apoyado en una constante labor en innovación e investigación de nuevas recetas, envases y soluciones a medida. 

El equipo humano de la actividad de cacao y chocolate de Natra lo conforman actualmente en torno a 1.000 personas, principalmente ubicadas en las plantas de producción de la compañía en Quart de Poblet – Valencia (145 personas), Oñati – Guipúzcoa (550), Bélgica (350) y Francia (120).

Este negocio cerró el ejercicio con unas ventas de 325,6 millones de euros, el 20% de las cuales se realiza ya fuera de Europa. Para los próximos años, Natra tiene su punto de mira puesto en un mayor desarrollo de la compañía en nuevos mercados de exportación fuera de Europa y en fomentar las relaciones de partenariado a largo plazo con sus clientes, con la calidad y la innovación como pilares fundamentales para un desarrollo sostenible en el largo plazo.  

70 años de trayectoria pasada desde que Arturo Benlloch, Alvaro Faubel y Juan R. Ferrándiz iniciaron sus primeros ensayos en un pequeño local del centro de Valencia que hacía las veces de laboratorio hasta un sólido posicionamiento internacional en la actualidad que permite a la compañía mirar al futuro con objetivos renovados.